Educación

Plan «Super Simple» de la Superintendencia de Educación

Producto de las reformas educacionales de los últimos años, la posición que ocupan las autoridades escolares en cuanto a decisiones de actuación directa ha ido disminuyendo, dando paso a diversas intervenciones estatales, a través de la Superintendencia de Educación o directamente el Ministerio de Educación y sus instituciones anexas que implican una burocratización extrema al momento de tomar decisiones.

                En este contexto, se ha generado un gran aumento de la carga administrativa de los establecimientos educacionales, quienes buscan cumplir con los requisitos establecidos por las instituciones fiscalizadoras para evitar sanciones; lo que en la práctica genera una alta distracción del objetivo pedagógico de cada establecimiento.

                Para solucionar este problema la Superintendencia de Educación, durante este año 2019 presentó un programa de 5 planes que aseguran, reducirá la carga administrativa a un 50%. Estos planes están enmarcados dentro del programa de gobierno “Todos al Aula” impulsado el año 2018 por el Ministerio de educación.

                Este programa, llamado “super simple” se divide en 5 planes que se explican a continuación:

  1. Plan super simple navegar: Consiste en el desarrollo de una plataforma en la que se realizará un repositorio digital que contendrá todos los documentos que, habitualmente, son solicitados en fiscalizaciones o a propósito de denuncias por la Superintendencia de Educación, de forma tal, que la institución solo requerirá aquellos que no tenga, que sean casuísticos y/o que requieran alguna actualización.

Será la misma superintendencia quien estará encargada de digitalizar toda la información que maneja de los establecimientos. Así, mientras se mantenga actualizada dicha información la Superintendencia de Educación no volverá a solicitar nuevamente dichos documentos.

Además, a través de la plataforma podrá hacerse un seguimiento en línea de todos los procesos, consultas y/o denuncias que reciba la Superintendencia de Educación.

  1. Plan super simple Recibir información: Se ha creado la sección “Preguntas Frecuentes” en donde se puede encontrar de forma rápida y sencilla respuestas estandarizadas a diversas materias generalmente controversiales. Además, la plataforma permite evaluar la información desplegada y captar sugerencias que mejoren dicho servicio.

En el ámbito normativo ya desde fines del año 2018 se publicaron las circulares 482 y 860 que reúnen y unifican la información sobre las normas que deben considerar los reglamentos internos de convivencia en cada establecimiento.

Con este objetivo, se está desarrollando por el Ministerio de Educación, una sistematización de obligaciones vigentes, agrupando aquellas similares o duplicadas para evitar confusiones y mejorar la comprensión normativa educacional. Lo anterior se materializará a través de la aplicación “SIE Conecta” el que entre las innovaciones que trae aparejadas se encuentra un compendio actualizado de normativas educacionales, noticias, fechas e hitos importantes, orientación sobre cumplimiento de requerimientos de la Superintendencia e incluso un calendario de fiscalizaciones.

  1. Plan super simple hacer la rendición de cuentas: Se dispone a disposición de los sostenedores de cada establecimiento educacional, una plataforma digital que posee mejoras significativas para el sistema de carga de información con miras a la rendición de cuentas anual que debe realizar. Esta plataforma estará habilitada durante todo el año, creándose así una herramienta de gestión, permitiendo distribuir de manera eficiente la carga de trabajo y disminuyendo de los gastos rechazados.

Por primera vez, desde este 2019, los sostenedores podrán cargar sus libros con la información relacionada a sus gastos durante todo el año, y revisar en línea toda esta información.

  1. Plan super simple Orientando en la Normativa: Consiste en continuar con la flexibilización del uso de los recursos SEP orientando a los establecimientos educacionales en cuanto a la mejor manera de utilizar estos recursos otorgados por el estado. Se busca precisar de forma definitiva lo que se considera como “fines educativos” con el objetivo de facilitar la toma de decisión de los establecimientos respecto de los gastos que tienen o no permitidos; para ello, a través de la plataforma que se habilitará para ello, la Superintendencia podrá informar de manera oportuna y antes de realizar los gastos, respecto de la legalidad de estos y evitar así incumplimientos y sanciones.

Lo anterior no es menor, puesto que significa un giro copernicano a lo que venía haciendo la Superintendencia de Educación, puesto que transita desde la fiscalización rígida y burocrática de hoy, hacia un proceso de orientación preventivo y de acompañamiento a la mejora.

  1. Plan super simple trabajando juntos: En último término, pero no menos importante nos encontramos con este plan, que en aspectos prácticos modifica el criterio fiscalizador y sancionatorio de la Superintendencia de Educación, desde el “encontré una falta = Multa”, al “Entiendo que tienes un problema =trabajémoslo”.

Se reemplaza así el sistema fiscalizador sancionatorio por un enfoque en derechos y libertades fundamentales que busca la mejoría continua y sostenida en el tiempo. Eliminando así el actual “cumplir por cumplir” enfocándose, por el contrario, en aspectos más trascendentes con el objetivo de mejorar la educación en su esencia. Es decir, la Superintendencia de Educación pasa de ser un ente fiscalizador, a uno orientador y de acompañamiento.

Dejar un comentario