Educación

Autoevaluación de convivencia escolar como solución a las infracciones normativas

Según registro de la Superintendencia de Educación, el 68% de las denuncias recibidas por esta entidad son por temas referentes a convivencia escolar. Por ello, es que dicha Superintendencia ha desarrollado e implementado un formulario destinado a sostenedores, directores y encargados de convivencia escolar con el objetivo de “autoevaluar” al establecimiento en el cumplimiento de la normativa vigente en cuanto a convivencia escolar.

El formulario consta de 47 preguntas referentes a normativa educacional en materia de Convivencia Escolar. Pero no es solamente un elemento estadístico o meramente declarativo como si ocurre con las fiscalizaciones y resoluciones de multa dictadas por la Superintendencia de Educación, la que, sin explicar la manera de mejorar el cumplimiento normativo se remite a emitir una sanción ponderada del incumplimiento asociado a su gravedad. Sin esperar una corrección íntegra y de carácter permanente.

Así las cosas, es que, al término del llenado del formulario de auto evaluación, la herramienta genera orientación sobre como gestionar adecuadamente la convivencia escolar. Además, el proceso garantiza a los establecimientos que las respuestas entregadas no serán asociadas a ningún proceso de fiscalización y no podrán ser utilizadas como pruebas de ningún tipo, siendo un instrumento absolutamente orientador.

El formulario contiene preguntas desde la forma de comunicar de las actualizaciones del Reglamento de convivencia escolar (por temas de transparencia e información), preguntas relativas a los procesos, procedimientos, acciones, defensas y plazos de instancias sancionatorias o disciplinarias, hasta la revisión de los protocolos de actuación frente a situaciones de maltrato, violencia, embarazo, abuso sexual, ciberacoso, etc.

Es importante entender entonces, que el Reglamento de Convivencia escolar no debe ser un documento estático, fijo e irrelevante que sirva para obtener beneficios o reconocimientos estatales. Sino que por el contrario debe ser mutable, flexible, transparente y claro de tal manera que se adecue a la creciente reforma educacional que enfrente al país y que regule de forma eficiente, segura, con miras a principios de igualdad, oportunidad, defensa, proporcionalidad y justicia; todas y cada una de las relaciones de la comunidad educacional, y esta herramienta es la oportunidad idónea para realizar una revisión objetiva y experta del ente dedicado a la fiscalización del cumplimiento normativo en comento.

Dejar un comentario