Quiebras

La Ley 20720 sobre “REORGANIZACIÓN Y LIQUIDACIÓN DE EMPRESAS Y PERSONAS, Y PERFECCIONA EL ROL DE LA SUPERINTENDENCIA DEL RAMO” establece el régimen general de los procedimientos concursales que podrán utilizarse según la necesidad de cada deudor.

EMPRESAS

Las empresas que se ve impedida de dar cumplimiento a sus obligaciones y no encuentra una solución contable o comercial a su situación podrán iniciar voluntariamente alguno de los siguientes procedimientos: AQUI

LIQUIDACIÓN CONCURSAL DE LA EMPRESA DEUDORA: Toda empresa que no es económicamente viable, puede dar inicio a este procedimiento mayormente conocido como Quiebra, cuyo objetivo es la liquidación total de los bienes del deudor para pagar a sus acreedores.  Para mayor información sobre sus requisitos y consecuencias jurídicas continúe: AQUI

REORGANIZACIÓN DE EMPRESA DEUDORA:  En término simples, consiste en la negociación de la empresa deudora con sus acreedores, de acuerdo a una propuesta de renegociación que se debe presentar en el tribunal. Para iniciar este procedimiento, es requisito fundamental, que la empresa sea económicamente viable. Para mayor información de requisitos y efectos siga leyendo AQUI

PERSONAS

Las personas naturales que no pueden dar cumplimiento a sus obligaciones y se encuentra sobrepasada con sus deudas, podrán iniciar voluntariamente alguno de los siguientes procedimientos.

PROCEDIMIENTO DE RENEGOCIACIÓN: La persona deudora podrá presentar a sus acreedores una propuesta de renegociación, de esta manera tendrán la posibilidad de negociar y así llegar a un acuerdo para el pago de las deudas.

LIQUIDACIÓN CONCURSAL DE PERSONA DEUDORA: Con este procedimiento la persona deudora persigue la extinción por el solo ministerio de la ley de los saldos insolutos de las obligaciones contraídas con anterioridad al inicio del Procedimiento Concursal de Liquidación. Para mayor información sobre la forma y requisitos para dar inicio a este procedimiento ingrese. AQUI